Álvaro Argiró (Guaymallén) se quedó con la 34ª Vuelta de Mendoza

Foto: courtesy
Guy Dedieu

Foto: courtesy
Guy Dedieu

Álvaro Argiró (25 años) entró en la historia grande del ciclismo mendocino. El oriundo de la localidad de San Miguel de Tucumán se llevó de manera arrasante la 34ª edición de la Vuelta de Mendoza, que puso el broche final con la última etapa en el Parque General San Martín.

Argiró, que llegó para reforzar al equipo de Guaymallén junto al bolivarense Juan Pablo Dotti, el sanjuanino Jorge Pí y el marplatense Juan Gáspari, todos del equipo de la Municipalidad de Pocito, se quedó con el primer lugar de la general al cruzar la linea de sentencia con el pelotón principal.

El flamante ganador del giro mendocino viene de correr durante seis temporadas en España y la del 2009 para el equipo continental Arena Tlaxcala, de México.

El ciclista de Guaymallén, que fue secundado en la general por el último vencedor de la Vuelta de San Juan, Juan Pablo Dotti, y el Lobito Gabriel Brizuela, el mejor mendocino en rendimiento y doble ganador de ésta competencia (2004 y 2009).

La 10ª y última etapa de ayer fue presenciada por cientos de personas que se dieron cita en el Parque, en donde los que se apostaron en las cercanías del arco inflable de la llegada se deleitaron con la victoria del bonaerense Mauro Richeze (Guaymallén), que superó en la linea al sanrafaelino José Luis Rivera y al comodorense Raúl Turano, campeón argentino de ruta en el 2007, en Rosario.

El domingo se corrió la tradicional etapa simbólica, en la que la general prácticamente no sufre modificaciones, ya que la mayoría asegura que la carrera termina de consumarse en la etapa de Las Cuevas, que en esta oportunidad de corrió en la mañana del sábado, con una notable victoria del Pato Luciano Montivero.

Pero todas las miradas estuvieron en ese tucumano, que no muchos conocen que privó la victoria final a un mendocino. Argiró, quien fuera una de las piezas claves en la consagración de Dotti en el giro sanjuanino, y que terminó tercero en la general de ésta competencia, dejó en claro que desde que se calzó la malla líder en la cuarta etapa que fue a Las Vegas nunca más la iba a soltar.

Las acertadas o no estrategias del equipo de Guaymallén por ahí provocaron que la Vuelta de Mendoza no coronara por 11ª vez a un ciclista de nuestra provincia. Pero los motivos seguramente fueron justificables, en primer lugar, por que el podio final de la prueba terminó con tres ciclistas de la Comuna guaymallina en lo más alto, aunque esto fastidie a muchos.