Diego Rubio gana la 3° Etapa de la Vuelta a Madrid Sub 23

El abulense Diego Rubio remató el gran día de la Selección Española en la Vuelta Internacional a Madrid sub-23, después de imponerse en solitario en la tercera etapa, disputada entre Colmenar del Arroyo y Fresnedillas sobre 129 kilómetros. Y es que el equipo nacional accedía también al liderato en la clasificación por equipos, con 31 segundos sobre el Amical Velo, el conjunto francés que hoy dio una gran lección estratégica para consolidar el liderato, aunque fuera cambiando el ciclista que lleva el amarillo.





Cuando todo el mundo estaba pendiente de las evoluciones de Clement Koretzky, que dio una lección de poderío en la primera parte de la jornada, respondiendo a todos los ataques, en una fuga en la parte final se coló Bob Rodríguez –quinto en la general- sin que le marcara ninguno de sus rivales, lo que permitió al galo acceder al liderato y con más diferencia que la que tenía su compañero en la víspera: 1-14 sobre el belga Jimmy Janssens (Omega), 1-19 sobre el holandés Sjoerd Kouwnhowen (De Rijke), 1-27 sobre el anterior líder, y 1-33 sobre Haritz Orbe, también de la selección, y mejor español de la ronda.



Y es que la etapa, aunque no presentaba un perfil tan selectivo como el día anterior, resultó durísima, por el cansancio acumulado, por el calor, con temperaturas superiores a los 35 grados en algunas fases de la carrera, y con el viento en la parte final, en la que se desencadenó la batalla.



Como decíamos, desde el principio hubo bastante movimiento, con Koretzky siempre en todas las intentonas, a veces reaccionado, a veces provocando, aunque sus rivales más cercanos estaban muy pendientes de él. Ninguna de las multiples escapadas y contraataques llegó a tener más de un minuto, pero el alto ritmo se dejaría sentir.



Fue a la salida de San Martín de Valdeiglesias, en el kilómetro 92, cuando atacaban gracias al viento favorable Darío Hernández (Caja Rural) al que se le unían después Alberto Gallego (Extremadura) y José Gonçalves ((Liberty), provocando la que sería escapada definitiva, al saltar detrás de ellos 24 corredores, entre los que estaba Rodríguez, pero no ninguno de los rivales directos, que no reaccionaron convenientemente. A apenas 25 de meta, los tres mantenían 25 segundos sobre el grupo perseguidor, y más de un minuto sobre el pelotón.



Una vez cazado el trío, en el kilómetro 108, muchas intentonas delante, buscando la etapa, mientras que atrás no terminaban de reaccionar, lo que les valdría un retraso de casi tres minutos. El ataque más decisivo fue el de once corredores –Rubio y Orbe, de la selección española; Jurado (Seguros Bilbao), Rodríguez (Amical Velo), Hernández (Caja Rural), Sánchez Cidoncha (Extremadura), Janssens (Omega), Gonçalves y Brandao (Liberty), Tsatevitch (Katyusha) y Kouwnhowen (De Rijke), que rápidamente aventajaron al resto de integrantes del corte.



A falta de un kilómetro Kouwnhowen lanzaba un potentísimo ataque, siendo seguido por Rubio, que no solo aguantó al holandés sino que le remachó, logrando esa primera victoria como sub-23, con 10 segundos sobre el portugués Brandao, que contraatacó desde atrás, 11 sobre Rodríguez y 16 sobre Kouwnhowen, en una llegada que sin ser un puerto, resultó muy selectiva porque ‘picaba’ para arriba y tenía un asfalto de los que se agarraban.



Mañana finaliza esta interesantísima Vuelta Internacional a la Comunidad de Madrid sub-23 con una etapa que ofrece un perfil muy favorable para los que quieran desencadenar el último ataque- Son 139 kilómetros entre Navas del rey y San Martín de Valdeiglesias, con el habitual perfil quebrado de la comarca y un selectivo puerto de primera –el alto de Casillas- a apenas 30 kilómetros de la llegada. Se saldrá a las diez de la mañana para finalizar sobre la una y media.